CONECTATE CON NOSOTROS

Local

Empleados de PEMEX no los dejan dormir, quieren desalojarlos; vecinos los demandarán




Mazatlán, Sin.- La amenaza de desalojo con maquinaria y fuerza pública que habían vertido sobre ellos por parte de personal de la paraestatal petrolera no se cumplió, de momento.
Y es que la zozobra y temor por una acción que los deje en la calle no les ha podido permitir conciliar el sueño a 15 familias que desde hace 20 días, iniciaron la construcción de viviendas improvisadas, en el sector final del Callejón Puerto Peñasco, en la colonia Casa Redonda, a solo unos minutos del Parque Bonfil, lugar en donde cerca de 30 de estos habitantes trabajan.
Leslie, quien vive en dicha zona, contó de la presencia de hombres uniformados pertenecientes a Pemex, quienes desde hace 1 semana los amenazan con desalojarlos a la fuerza, si no se retiran por voluntad propia.
“Tuvimos la visita de una patrulla de militares y le faltaron el respeto a uno de los vecinos, los amenazaron, que nos salgamos de aquí, que era mejor que nos vayamos para que no nos tumbaran. Siempre nos dicen que del riesgo, pues ahora sí que toda la redonda está en riesgo, la redonda, la loma, la azteca y pues ahora sí que nada más se ensañan con uno”.



Por su parte, Ana María Guevara, y quien vive con su familia en una de las 15 viviendas, pidió que ya no sean molestados al tiempo que explicó el motivo por el cual, tomaron la decisión de asentarse en ese lugar y no hacerlo en otro.
“Es lo único que pedimos, que ya nos dejen en paz y que pues ya nos dejen aquí, porque nos queda cerca de los trabajos, en cambio si nos vamos para otro lado, vamos a tener que pagar camión, cuando ese dinero lo podríamos utilizar en otras cosas. Si tenemos que pagar por transporte, con el poco sueldo que recibimos, no nos van a salir las cuentas. En cambio, aquí está todo cerca, está Pinsa, las empacadoras, está todo céntrico. Por eso nos vinimos para acá a vivir y pues nos queremos quedar aquí”.
Casi al caer el sol, uno de los habitantes, quien trabaja en la empresa Pinsa, al llegar de una extenuante jornada de trabajo, aprovechó las últimas horas de luz, para continuar con la construcción del techo de su vivienda.



“Trabajo aquí a 5 minutos más o menos. Ahora estoy tapando mi casita porque no tengo de otra. No tengo dónde más quedarme y no me puedo quedar tampoco a la intemperie, así que como sea debo hacer aunque se un techito o algo, porque está medio canijo”.
Los trabajadores afectados, revelaron que de seguir la actitud amenazadora de los trabajadores de Pemex, que incluye el ingresar a las viviendas sin su consentimiento, tomarán la decisión de presentar una denuncia ante Derechos Humanos y así tratar de evitar que se repitan los actos de hostigamiento en su contra.


-Publicidad-

-Publicidad –

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.